Radiación solar extrema afecta la piel de la población

06

Pese a clima nublado, Junín soporta picos de 19 de radiación solar

El país ocupa el primer lugar en ser afectado por los altos índices de radiación ultravioleta. Y en nuestra región es la que mayor radiación recibe con picos que llegan incluso al grado 20 (considerado extremo), siendo una amenaza a la salud. 

La principal causa para estar en ese puesto, responde, entre otros factores, a la cercanía del Perú a la zona ecuatorial, donde la radiación ultravioleta (UV) cae en forma perpendicular sobre el territorio, según un estudio del neozelandés Richard Mckenzie.
Ante este panorama, el doctor Roald Aliaga Salguero señala que la piel, los ojos, párpados, pómulos y el cuero cabelludo, son partes muy vulnerables frente a la radiación y podrían verse afectados produciendo lesiones cancerosas, conocidas como carcinomas, además de manchas solares, envejecimiento prematuro entre otras patologías dérmicas.

Manchas en la Piel

Los lentigos son manchas marrones, tenues y muy bien definidas que se sitúan habitualmente en el rostro, la parte alta de la espalda y el dorso de las manos. Se forman por un exceso de pigmentación en la parte profunda de la epidermis y son consecuencia de la exposición solar crónica.
Los lentigos no tienen potencial maligno de forma aislada, en sí, sólo suponen una alteración estética que puede resultar incómoda, ya que su presencia habitualmente se relaciona con la vejez (‘manchas de la edad’).
Los lentigos únicos, que son más frecuentes en el rostro, pueden eliminarse o difuminarse mediante la aplicación de nitrógeno líquido a -196ºC, se requieran tres o cuatro sesiones muy suaves de crioterapia para su desaparición. En lesiones múltiples la crioterapia suele ser molesta y produce una inflamación notable, con lo que no se recomienda. Otra opción es el uso de un peeling de ácido tricloroacético. Este procedimiento resulta muy cómodo, aunque no es raro que la eliminación de las lesiones no sea completa cuando éstas tienen algo de volumen.
Ya sea en las lesiones únicas o múltiples resulta mucho más efectivo, cómodo y menos molesto el uso de un dispositivo láser para su eliminación completa. La ventaja es que no causan inflamación y se puede tratar tantas lesiones como existan en una única sesión. Los dispositivos láser con mayor efectividad para el tratamiento de los lentigos son los Q switched Nd:YAG y los de luz pulsada intensa.

04

Cáncer de piel

El factor de riesgo principal para padecer un melanoma es el antecedente de quemaduras solares durante la infancia y la juventud (multiplica por más de dos su probabilidad) y las exposiciones solares intermitentes (multiplica casi por dos su probabilidad).
La radiación ultravioleta del Sol o de las cabinas bronceadoras ocasiona errores en el material genético de los melanocitos (mutaciones) que, cuando llegan a un límite, pueden ocasionar la proliferación descontrolada de células anormales.

Además del hábito solar, existen otros factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer un este tumor:

  • Fototipo. Tendencia de la piel a la quemadura solar y su capacidad para broncearse. Está determinado genéticamente. Los fototipos claros que se queman fácilmente con la exposición solar (I y II) tienen un riesgo 3 veces superior que los fototipos oscuros de padecer un melanoma.
  • Las personas rubias, pelirrojas, con ojos claros, y con tendencia a tener efélides (“pecas”) tienen un riesgo superior de sufrir un melanoma.
  • Tener un número elevado de nevus melanocíticos (lunares y pecas) es un factor de riesgo para este tipo de cáncer, en especial si estos nevus son displásicos (atípicos) en este caso el riesgo puede multiplicarse hasta por diez.
  • Antecedentes familiares de cáncer. La historia familiar de melanoma, cáncer de páncreas o mama aumenta el riesgo.
  • Historia personal de melanoma. La probabilidad de tener un segundo es del 3-6%.

La medida más importante es, sin duda, la protección frente a la radiación ultravioleta natural (Sol) y artificial (cabinas bronceadoras de UVA). Esta se realiza mediante el uso de protectores solares químicos y físicos y con medidas higiénicas en cuanto al hábito solar.
Resulta imprescindible realizar controles periódicos con Dermatología de los lunares y pecas, y consultar de forma preferente cuando aparezca una lesión cutánea con signos alarmantes, su tratamiento depende del espesor de la lesión, ya que éste se relaciona directamente con la capacidad invasiva del tumor.

Apunta:

  • Consultas Dr. Roald
    informes@drroald.com.pe
    Telf. 064-235170
    Psje. San Lorenzo N° 280 – Huancayo
    Facebook / ROALD.Dermatologia

Comentarios

comentarios

Radiación solar extrema afecta la piel de la población
Compartir

Deja un comentario